El Camino del Norte (El Camino de Santiago por la costa)

De Sotu'l Barcu a Sotu Lluiña

3 de mayo de 2012 (29/05/12 y 2/07/2015)

Inicio de Camino 2012

Puente sobre el 
río Nalón en Soto del Barco

Foto: Puente sobre el río Nalón

En 2012 no quise repetir el trayecto Xixón-Sotu´l Barcu, que ya había hecho como entrenamiento. Así que cogí un Alsa hasta Sotu y allí lo primero que hice fue ir hasta el Ayuntamiento a sellar la credencial.

A continuación hay que dirigirse al "antiguo" puente sobre la N632. Cruzándolo comenzó a llover.

La lluvia me acompañaría durante las primeras jornadas del Camino, en las que llegaba a destino empapado (el pequeño impermeable que llevaba me servía como cubremochila, pero de cintura para abajo, y mangas, recogía toda el agua que caía y empapaba el resto no cubierto). Pero, en estos primeros pasos, el orbayu enseguida desapareció.

El paso para peatones, por el puente sobre el Nalón, es un poco molesto, pero nada comparable a lo que días después será el calvario de atravesar el Puente de los Santos, entre Asturies y Galicia.

Poco después, una dura cuesta nos hará sudar. Arriba, en La Era, giramos a la derecha para atravesar la Nacional, y seguimos subiendo hasta Muros.


De Muros al Pitu

Pintada reivindicativa en Muros del Nalón

Foto: Muros del Nalón (pintada reivindicativa; en 2015 estaba borrada)

Poco señalizado el camino entre Muros y El Pitu (en 2016 se dotó de numerosos mojones), pero no me perdí. Al pasar esta población saludo a Paco y María, matrimonio catalán con el que coincidiría muchas veces hasta Santiago, aunque no dormían en Albergues.

Aquí no me preocupé de señalizaciones: sencillamente busqué una salida hacia Las Dueñas, a través de la CU2 y la CU1. Hace calor y la contínua cuesta desde la entrada de Cudillero se nota.

Cuando comienzo a bajar hacia la Concha de Artedo vuelve la lluvia. Esta vez ya no es orbayu y me acompañará hasta Sotu Lluiña. Cuando entro en el bar Ecu a sellar la credencial estoy como si me hubiera tirado a una piscina. Del bar salía en ese momento André, de 70 años, francés, que sería uno de los compañeros habituales hasta llegar a Santiago.

Como en el Hotel Las Luiñas (menú peregrino, 10 €), de Pepe el hospitalero. En el albergue me encuentro con otro francés, también de 70 años y dispuesto a entrar por quinta vez en Santiago, Jacques.

2/07/2015.- En El Pito, al poco de pasar delante de la iglesia, el camino gira a la izquierda por un guapo descenso de tierra. Pero, una vez que sube hasta la antigua nacional y nueva autopista, que atravesamos, el trazado del Camino ya no es es que existía. Ahora va dejando esas vías a la derecha... y asciende. Se aleja de la anterior bajada a la Concha de Artedo, busca pasar bajo el gigantesco viaducto y entonces si, conecta con el antiguo trazado, tras habernos hecho caminar más que antes y subir más y más cuestas. ¡Por favor, alguna vía alternativa entre El Pito y la Concha a la derecha (norte) de las nuevas vías, que evite rodeos y cuestas!

Sotu Lluiña

Pintada reivindicativa 
en Muros del Nalón

Foto: Entrando en Sotu

Las antiguas escuelas de Sotu Lluiña son mi primer albergue como caminante a Santiago. Aunque luego veré albergues mejores, éste no me decepcionó: 2 baños aceptables, sala de reuniones y zona exterior con lavadero, mesas a cubierto y prau. No necesitaba más.

Pepe, el hospitalero, llega de tarde y nos informa sobre la siguiente etapa (que lleva detallada en mapas plastificados) y responde a cuantas preguntas le hacemos. He ido a visitarle varias veces en estos tres años, aparte de pernoctar en el albergue el pasado 2 de julio (2015).

Un catalán, Sergio, un vasco y yo nos quedamos hablando, tras la cena en una de las mesas exteriores. Me sorprende enormemente el silencio total que encontramos al entrar en el dormitorio a las diez de la noche. En total, somos ocho personas en el albergue.

Se acerca una tormenta. Rayos y truenos, primero lejanos y poco a poco situándose sobre Sotu. Es tan fuerte que, una de las veces y tras un estruendo enorme, todo el pueblo queda a oscuras.

2/07/2015.- Hacer la etapa Avilés-Sotu Lluiña, casi 39 km y 10 horas de caminata (incluida una parada en El Pitu a comer un poco), resulta pesado. Como he relatado, el camino señalizado se dirige absurdamente de Avilés a Salinas y La Cruz subiendo por San Cristóbal, en lugar de enlazar más directamente estos dos puntos (2 km menos). Luego, el trayecto El Pito-Concha de Artedo atraviesa dos veces la autopista, en lugar de transitar al norte de ésta, evitando cuestas y km de más ¡Hay que rectificar este trazado!

Comentarios:

Etapas