El Camino del Salvador

De Payares a Uviéu

Del 28 al 30 de septiembre de 2016

Camino Oficial/ Camino habitual

El camino oficial es señalizado por mojones o azulejos

Foto: Si hay mojón, el camino es el oficial

Un pequeño grupo de amigos del Camino, reunidos a través de uno de los foros existentes en la red, hemos hecho la parte asturiana del Camino del Salvador los últimos días de septiembre y hemos observado que el recorrido por Llanos de Somerón, que suele figurar en las guías, y sigue la gran mayoría de peregrinos, no es el oficial (escribo esto constatando la realidad, no como crítica a una u otra opción).

Me explico: El Camino Oficial figura en el Boletín Oficial de la Comunidad correspondiente, y su trazado está definido paso a paso. La señalización es a base azulejos de fondo azul y vieira amarilla, colocados en mojones o sobre tapias, paredes u otros elementos fijos.

Esa vieira o concha indica que estamos en el Camino de Santiago y no (en principio) la dirección a seguir. De ahí que, en ocasiones, podamos ver aparentes contradicciones entre sentido de la "flecha de Elías Valiña" y orientación de la vieira. Bueno, a veces esta contradicción es debida a que la vieira señala camino oficial y la flecha amarilla una ruta alternativa (o es un desvío que un negocio privado de hostelería ha puesto para que pasemos por delante de él y entremos).

Pero, además de lo dicho y complicando las cosas, también se ha intentado usar la vieira para indicar dirección a seguir ... y aquí no ha habido acuerdo entre Comunidades ni, por tanto, normalización alguna.

En el caso del tramo asturiano del Camino del Salvador, la gran mayoría de los peregrinos utiliza el llamado "Camino de Verano", pero la administración considera oficial el "Camino de Invierno" entre Payares y Puente los Fierros y el de Verano entre Puente los Fierros y Campumanes, y por tanto sólo en cada uno de esos tramos hay mojones o azulejos. Donde encontréis sólamente flechas es que no está reconocido como Camino Oficial (y lo mismo observaréis en tramos del Camino del Norte como Las Ballotas o Tapia de Casariego, que no son oficiales pese a ser los más utilizados).

(Al finalizar la descripción, resumiré la opinión de Ender, entusiasta difusor y señalizador de este Camino pero que, en la parte asturiana, opta por un trazado diferente, alejado de la N630).

Arbás-San Miguel-Flor de Acebos

Chanos de somerón visto desde Flor de Acebos

Foto: Chanos de Somerón visto desde el Camino Oficial, en la otra ladera del valle.

Nosotros comenzamos en Arbás -ó Arbas- del Puerto, entre la niebla de una fría mañana, que pronto fue despejando y ofreciéndonos un soleado día, para así mejor resaltar la belleza de los lugares por los que transitamos y los del entorno que nuestra vista divisaba.

Poco más de un km después, dejábamos las tierras leonesas, pasábamos junto al primer mojón y cruzábamos una portiella (atención, hay que abrir ¡y cerrar!, no os olviéis) situándonos ya en Asturies y descendiendo hacia la N630, que atravesamos.

Seguimos descendiendo y, dejado atrás el muy cuidado pueblo de San Miguel del Río, las flechas nos invitaron a girar a la izquierda, hacia Santa Marina y Llanos/ Chanos. Pero el trazado oficial -que nos señala el mojón allí existente- apuntaba hacia la derecha, llevándonos por una carretera local hasta la N630. Según nos dijeron vecinos y vecinas del pueblo, la vegetación había tapado el paso por lo que era el antiguo camino, por lo que aunque lo descubrimos, tras encontrar tirado en la ladera y cubierto de vegetación el mojón que lo señalizaba, optamos por seguir el asfalto.

Llegados a la citada nacional, en el mirador de Flor de Acebos, disfrutamos de un reparador almuerzo y unas impresionantes vistas. Luego continuamos camino, descendiendo un trecho por la nacional hasta llegar a la Capilla de la Virgen de las Nieves.

Subiendo y subiendo

En plena montaña, la bella iglesia de San Pedro de Cabezón

Foto: iglesia de San Pedro de Cabezón

A partir de dicha capilla, un camino en ascenso, generalmente pronunciado, lleva a muy bellos lugares como La Romía de Arriba y, más adelante, a un riachuelo que aprovechaban molinos hoy abandonados junto a los que pasamos. Seguimos subiendo a San Pedro de Cabezón (iglesia que os muestro en la foto) y a Naveo.

Enseguida, la hasta entonces dura subida se invierte y se desciende muy bruscamente y con señalización muy diseminada, hasta Puente los Fierros, que fue importante punto ferroviario y donde acaba la línea regional procedente de Xixón, continuando en largo recorrido hacia León y Madrid (mientras el AVE siga semiparalizado por los problemas de los nuevos túneles que atraviesan la cordillera) y donde se vuelve a cruzar la N630. El pueblo ha cerrado sus bares y pocos (o ninguno) parecen ser los viajeros que la estación de ferrocarril recibe. Una fuente junto a la carretera nos ofrece su fría agua.

Junto a la capilla de San Bartolomé (parte del hospital de peregrinos que allí existió) se continúa camino, volviendo a ascender y recibiendo enseguida, por nuestra izquierda, a quienes han caminado vía Llanos (Chanos). Por muy bellos parajes ("¡Impresionante!", dice una pintada amarilla a nuestra izquierda) continuamos hasta la abandonada ermita de San Miguel, Herías y Campumanes (pero, antes de llegar a esta villa, dormimos en el muy confortable albergue que Sandra ofrece en Bendueños).

En el, según algunos, "campu de les manes", Campumanes, las flechas amarillas nos van llevando a diversos bares, (si no seguimos las primeras, desembocantes en un primer bar, enseguida otras vuelven a enviarnos a un segundo ...), pero -como digo- si no hacemos caso de ellas y seguimos la calle por la que hemos entrado, veremos que los azulejos nos llevan todo recto, pasando por construcciones históricas (capilla, palacio y antiguo puente) hasta salir de la población y continuar por carretera hasta Uxo/Ujo, mientras que los seguidores de las flechas amarillas se habrán distanciado por la derecha respecto a este camino oficial.

Tras pasar Pola de Lena (donde Covadonga, de la Oficina de Turismo, en agradable conversación nos proporciona un montón de datos sobre este Camino) y comer muy bien en Santullano, seguimos hacia Mieres, pasando la noche en el albergue de La Peña, atendido por Paulino, un exminero testigo de graves accidentes, al igual que uno de mis compañeros de andadura.

Desde Mieres a Uviéu/Oviedo

La Fuente los Llocos

Foto: La "Fuente los Llocos", de finales del siglo XVIII

Al día siguiente, que las diversas páginas meteorológicas nos anunciaban lluvioso y que resultó a veces soleado y a veces nublado, iniciamos la última etapa de este Camino, hacia Uviéu.

Es una etapa con asfalto pero con excelentes vistas. Al poco de salir, desde lo alto y hacia atrás, la villa de Mieres. Luego Ablaña y el Pozu Nicolasa, de trágicos recuerdos. También encontramos un agradable tramo de senda.

La subida del Padrún es larga y, enseguida, nos desviamos bajando a Casares por un camino. Llegamos a la Fuente los Llocos ("Déxalu, diz fataes porque tuvo bebiendo na fonte los Llocos") y seguimos camino hasta Olloniego, donde paramos a comer un pincho y beber en uno de los bares que encontramos a nuestro paso.

Guapo entorno el de la redonda torre de los Muñiz, el Palacio de los Quirós ("Después de Dios, la casa de Quirós") y el puente bajo el que el Nalón dejó de pasar en 1676. Luego, cruzamos el puente de la Carretera a Castilla (1870), la Casa del Portazgo (aduana de la época) y comenzamos a subir llegando a lo que dicen fue calzada romana.

Atravesamos agradables caminos e incluso un sendero arropado por abundante arbolado. Vemos Uviéu. Pasamos la iglesia de Santiago de la Manjoya, fotografiándonos junto a la estatua de Santiago Peregrino, y bajo el viaducto de la Bolgachina. San Lázaro. El Parque de invierno. Calles ovetenses. Nueva estatua de Santiago. Ayuntamiento. Plaza de la Catedral (fotos con "La Regenta"). Catedral. Comida de despedida en la popular calle Gascona.

Tengo que señalar que la persona que seguramente más ha luchado por este Camino (José Antonio Cuñarro Ender) defiende la ruta por Llanos de Somerón (al ser más segura para el peregrino, pues se aleja de la carretera N630) y por el importantísimo punto que supone la iglesia románica de Santa Cristina de Lena (que el Camino Oficial no contempla).

Por las mismas razones de seguridad, Ender propone la salida de Campomanes por la margen derecha del Lena, como señalan las flechas pintadas en esa población, que nosotros habíamos supuesto obra de "los bares".

 

Con esta descripción pretendo recordar a los compañeros del foro del Camino que se empeñaron en seguir el recorrido oficialmente señalizado, con los que disfruté de la caminata hasta Oviedo y con quienes espero repetir experiencias. El Camino es una via de encuentro entre gentes y culturas, que fomenta la solidaridad y buenos modos y aleja del egoísmo propio de la sociedad consumista en que vivimos.
¡Muchas gracias, compañeros! ¡Buen camino a todos cada día!
Un recuerdo también para los caminantes con quienes compartimos albergue y/o caminata, como el australo-noruego Kevin, la italiana Stefania (de Trento y dispuesta a enlazar con el Primitivo hasta Fisterra y hacer también el Inglés) y la gijonesa por residencia, pero también italiana Sumijo (con nombre japonés, pero cuyo correcto castellano mantiene un notable acento argentino).

Comentarios:

Caminos a Santiago

Opiniones Buscoenlaces

Otras opiniones