Camino de Santiago por la costa. El Camino histórico en la ría del Eo (I)

A Caridá-A Veiga (La Caridad-Vegadeo)

2 de Abril de 2013, marzo de 2015, julio de 2016 y agosto de 2017.

El histórico pasa por aquí

A unos km de Brul

Foto: Camino de Brul

Contaba en otra página que, cuando en 2012 me dirigía de Tapia a Ribadeo, el Camino me pareció muy poco señalizado, por lo que -a la vuelta- remití un correo electrónico a algún departamento del gobierno asturiano ¡y me contestaron!:

Desde la Dirección General del Patrimonio, en Oviedo, don Pablo León me lo aclaró "... el Camino discurre por el interior de los concejos de Tapia y Castropol, por Brul, Tol (donde hay un albergue de peregrinos), As Campas, Silvallana y Vilavedelle, hasta llegar a Vegadeo...".

No hay obligación alguna, por tanto, para que los Ayuntamientos de Tapia y Castropol señalicen la ruta hacia Ribadeo. No es Camino oficial, pese a ser el que actualmete recorre la mayoría de peregrinos.

Decidí que tenía que hacer este recorrido, corrigiendo el "error" de haber hecho Tapia-Ribadeo.

Y el 23 de abril de 2013, recién llegado de pasar unos meses en El Cairo, cargué la mochila, puse las botas y, bastón en mano, tomé un Alsa hasta A Caridá. Desde allí iniciaría el Camino que históricamente hacían los peregrinos que habían elegido la costa y no querían cruzar el Eo en barca. Finalizaría en Lourenzá, al coincidir allí con el camino realizado un año antes.

->En marzo de 2015, tres compañeros pensionistas volvimos a recorrer este trazado histórico. También en 2016 caminé de nuevo entre Tol y Santiago de Abres por Vegadeo y en 2017 entre Porcía y Vegadeo.

A Tapia o a Tol

Señalizacion confusa

Foto: La señalización incita hacia Tapia y disuade de Tol

En 2012, al pasar por a A Caridá me dirigí al Ayuntamiento, para tener el primer sello del día en la credencial. Lo mismo hice en 2013. Igual hicimos los tres caminantes de 2015. El ritual es repetido en 2016. No en 2017.

Los primeros seis kms que hago son todavía del año pasado, incluido el puente antiguo sobre el Porcía. Al poco, nos encontramos la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios y enseguida subimos una pronunciada cuesta de cemento.

¡Atentos por aquí!: hasta 2016, cuando el camino se acercaba a la carretera nacional, las señales más visibles nos dirigían a Tapia. Actualmente, un poco hacia la izquierda, otro mojón nos advierte de la bifurcación. La vieira, señalando a la izquierda y con la leyenda "Camino", nos encamina por la vía histórica (desde este punto podemos ver un mojón, al otro lado de la carretera, que nos dirige a Tol).

Hemos de cruzar, pues, la nacional, y pasar por delante de este mojón. Son los primeros pasos por la olvidada ruta. En Brul hay que rodear una casa para encontrar la señal que nos dirigirá al final de esta corta etapa.

A la entrada de Tol se pasa delante de una tienda, luego la iglesia y la desviación a Serantes y, ya en la salida, el albergue. Llamo al teléfono que figura en la puerta. Es de la Policía Local, que enseguida se presenta para abrirme. Está muy bien cuidado y, si todos los que han pasado por él se han registrado, soy el sexto en lo que va de año. (A finales de marzo de 2015 no encontramos a nadie inscrito en el libro. Tan solo un grosero texto de reclamación por no haber encontrado papel higiénico en el WC). Pero, en agosto de 2017, unas 160 personas estaban inscritas en el libro contando desde mayo.

Tol, fin de Etapa

Las antiguas escuelas son 
el albergue de peregrinos de Tol

Foto: Tol (Albergue)

Después de la ducha hago una exploración para ver por donde tengo que ir mañana camino de Vegadeo y luego, en dirección contraria, me dirijo a la tienda que vi al entrar, pero está cerrada (al igual que el complejo hostelero Cachón, "golf")*. Para comer, tengo que caminar hasta Serantes (2 kms) y luego otro más -por la nacional- hasta un restaurante de carretera en Rapalcuarto, El Álamo, con menú a 9 euros.

Los tres kms de regreso se me hicieron menos largos, pero mi rodilla derecha me da los primeros toques de atención del día.

La tienda de Tol está abierta a la vuelta y compro cosas para la cena y desayuno.

Nadie más ha llegado al albergue en este día. Para mi, que hago el Camino como ruta de encuentro entre gentes y culturas, es triste la soledad de este lugar de acogida. En cuanto anochece me voy a dormir. La etapa de mañana también será corta, pero la rodilla me molesta durante la noche. Hasta ahora, esos dolores me desaparecían en poco tiempo. Ya no va a ser así y me condicionará todo el Camino restante.

(*) En marzo de 2015 Casa Cachón si estaba abierta. El menú de lunes a viernes eran 10€. Sábados y domingo 15€. El buen comer y lo acogedor del albergue son elementos a tener en cuenta. Pero, quienes no queráis deteneros en este punto, tenéis Ribadeo a 8 km. hacia el oeste. Si, por el contrario, vais a Vegadeo, al poco de salir del albergue un mojón os enviará a la izquierda.

Desviándome a Piñera

Mojón sin vieira

Foto: Mojón sin concha/vieira en 2013 (en marzo de 2015 estaba totalmente restaurado)

Al día siguiente, a las ocho, estoy en camino.

Al poco de salir, la AS31 continúa hacia Figueras (y es la ruta que suelen seguir quienes han preferido la ruta por Tol en lugar de la de Tapia, pero que optan por el Puente de los Santos en vez de bordear la ría del Eo).

Todo bastante bien señalizado hasta que llego al mojón sin vieira de la foto. Como está más bien a la izquierda de la intersección de caminos, interpreto que esa dirección (izquierda) señalaba el azulejo faltante. En la siguiente intersección ya no hay señal alguna. Avanzo a ojo... y mal, claro.

(En 2017, la perfecta señalización, os evitará que os pase como a mi en 2013).

Camino a paso muy lento, por los dolores de rodilla, doy muchas vueltas e incluso -en ocasiones- retrocedo, al desaparecer los caminos por los que voy. Atravieso prados sin senda alguna, y hasta terrenos arados (tras saltar alambradas)... aparezco en lo que luego me dirán que es la iglesia de Piñera.

Cuando una muy atenta joven señora me indica la dirección hacia Santiago llevo hora y media perdidas y paso de tortuga.

Llegando a Santiago (me refiero a Santiago de Castropol), la fotocopia que llevo de la "Gran Guía del Principado" me indica que una ruta a la izquierda me debería llevar de nuevo al Camino ¿Será una carreterina que acabo de dejar atrás?

Otra vez encarrilado

La alegría de ver un mojón

Foto: Por fín (de nuevo el Camino)

Retrocedo, tomo la que parece ser dicha ruta, camino por ella, pregunto a una señora si siguiendo esa carreterina llegaré a las vías del tren (tal como veía en la fotocopia del plano). Me dice que si, ... pero camino y camino y cada vez parece más que mis pasos se dirigen a ninguna parte. Voy a tener que dar la vuelta.

¡Pues no! Veo la vía del tren, que supera un puente y, al final del mismo ¡un mojón! He encontrado el Camino.

Me quedan unos siete kms hasta Vegadeo. No sería nada en otras circunstancias, pero en las actuales me van a llevar mucho tiempo.

El día, despejado y soleado, enseguida permite ver muy guapas vistas sobre la ría del Eo.

Creo ver defectos de señalización (pero no, no lo son: las conchas, realmente, no indican la dirección a seguir, sino que la ruta sobre la que estás es Camino de Santiago. Pero la mayoría de Comunidades las aprovechan para direccionar: la unión de las estrias, en Asturies, te encamina hacia Santiago. En realidad, la dirección sólo la señalan las fechas amarillas).

Continuación: Vegadeo-Abres-Trabada-Lourenzá

Revisando el Camino (estado de la señalización 2013): As Campas-Vegadeo

Asociación Asturgalaica de Amigos del Camino de Santiago

Comentarios: