El Camino portugés desde Porto

O Caminho (tramo Porto-Santiago)

Julio de 2014

Notas previas

Ponte Zameiro, 
salida de Vilarinho

Foto: Ponte Zameiro (Salida de Vilarinho)

Son ya tantísimos los relatos personales que sobre el Camino se han publicado que el mío voy a ofrecéroslo de otra forma. En lugar de una narración cronológica os comentaré mis opiniones sobre diversos aspectos que os pueden interesar (la señalización, los albergues, caminar, ...).

(Respecto al tramo Lisboa-Porto, dado que en el momento de subirlo a la red aún no hay mucha información, si que lo describo por etapas, para facilitaros una información más detallada).

Sobre cualquier otro aspecto que no haya incluido ¡no dudéis en preguntar!

Bom Caminho (bon camiño)*.

(*) No tendréis dificultades idiomáticas. Los portugueses os lo pondrán fácil y muchos os hablarán en castellano ¡pero no hagáis como tantos ingleses, franceses o alemanes o ... que vienen a España y no se esfuerzan por aprender al menos los saludos locales y frases de cortesía! Buscad un curso de portugués y estudiad al menos lo básico antes de salir.

Olá, bom día, boa tarde, boa noite, desculpe, se faz favor, pode-me ajudar?, muito obrigado/a, de nada, tudo bem? que horas são? não percebo, pode repetir? ...

Albergues

El albergue de Mos 
(Pontevedra)

Foto: Albergue de Mos (detrás del cruceiro)

Entre Porto y Santiago el número de albergues es suficiente. Siendo julio no he tenido problemas para encontrar plaza.

Ver: Albergues y otros alojamientos desde Lisboa a Santiago (actualizado: incluye los 2 albergues abiertos en Porto en 2015, el de Coimbra, abierto en 2014, ..., etc).

Había escrito, previamente, a los albergues portugueses (preguntándoles cómo estaba el tema de la ocupación). Para mi sorpresa me contestaron todos (Portugal, no cambies. En España ya hemos sido totalmente invadidos por la cultura norteamericana -a través del cine y la TV- y ya somos unos seres maleducados e insolidarios, como interesa que seamos pues divididos y enfrentados se nos controla mejor. Portugal aún conserva humanidad). Resumiendo, todos me dijeron "tú ven, que en la calle no vas a quedar". No cambies, Portugal, por favor.

Desde Lisboa, las Asociaciones portuguesas de Amigos del Camino aportaron la señalización inicial, mejorada actualmente por los diversos ayuntamientos y dichas asociaciones. En cuanto a los alojamientos, no se puede comparar la dotación del tramo Lisboa-Porto con la abundancia existente a partir de esta segunda ciudad pero, en los algo menos de 400 kms que separan Lisboa de Porto, ya hay 6 localidades con albergues de donativo (Azambuja, Santarém, Alvorge, S. Jôao da Madeira, Grijó y la propia Porto, que cuenta con dos albergues) y 4 de tarifa baja (8€ en Cernache, Coimbra, Mealhada y Albergaria-a-Velha). Otras localidades (como Vilafranca de Xira, Golegã, Tomar, Alvaiázere y Agueda, además de Santarém) ofrecen buenos albergues entre 10 y 15€. El único incoveniente es que el número de plazas en cada uno es muy pequeño en comparación con el elevado y creciente número de peregrinos.

---> Presiones urbanísticas sobre el Convento de Herbón, donde hay un albergue de peregrinos.

Caminantes

Con peregrinos 
portugueses de Braga

Foto: Encuentro con caminantes portugueses de Braga

¿Qué se puede encontrar en verano?. Pues muchos jóvenes, lógicamente. Es el tiempo libre entre curso y curso.

Jóvenes que pueden ser excelentes compañeros de camino y de albergue, pero no les agobiemos. Ven las cosas de otra forma, como nos pasó a nosotros. El Camino de la vida, la experiencia (la acumulación de sucesos, la comparación entre similares, los conocimientos,...) los irá situando en la sociedad mientras nos desplazan a nosotros. Así ha sido, así será.

No es su edad, sino su educación (como la de todos los peregrinos) y respeto a los demás lo que hará posible o no la convivencia en los albergues (respetar la hora de apagado de las luces, no empezar a trastear en el dormitorio a tempranas horas,..., es decir: respetar el descanso de los otros peregrinos, tan necesario durante el camino) y en la vida diaria.

Vuelto a O Caminho en la segunda quincena de septiembre de 2015 (tramo Lisboa-Porto), la gran mayoría de peregrinos somos de avanzada edad, con alguna excepción de treintañeros.

En nuestras etapas de 2015, y en nuestro día a día en los albergues, no coincidimos -entre Lisboa y Porto (excepto a la salida de Santarem)- con españoles ni con portugueses, lo que no quiere decir que sucediera lo mismo entre quienes nos llevaban un día de ventaja o entre quienes venían detrás.

La Compostela

El Monasterio de 
Vairâo

Foto: Monasterio de Vairâo (albergue)

Es como un trofeo. Muchos necesitan regresar con él a sus casas... y la Iglesia tan contenta con expedirla.

Parece que para un buen número de caminantes el obtener la Compostela es casi lo fundamental, y así vemos como la cuarta parte de ellos comienzan en Sarria (Camino Francés), distancia mínima para obtenerla.

Pero, realmente ¿cuánta gente emprende el Camino por motivaciones religiosas? Para una buena parte ("turigrinos") son unas vacaciones baratas en las que, a cambio de las incomodidades del albergue, conocen lugares nuevos a bajo coste. Cuando llegan a Santiago, sin embargo, afirmarán que han caminado por motivaciones religiosas y, como recompensa, recibirán un bonito documento en latín. Las estadísticas dirán entonces que el 90% de los peregrinos lo son por motivos religiosos exclusiva o compartidamente con otros.

El Camino es via de encuentro entre gentes y culturas. Eso es lo importante. Humanizar un mundo egoista, donde los beneficios de los grandes grupos económicos están por encima de los niños (y seres humanos en general) muertos en las guerras organizadas para aumentar esos beneficios.

"Tu pon al menos que lo haces por motivos religiosos y otros", oirás decir a algunos. Al llegar a Santiago ni siquiera fui a la Oficina del Peregrino. No quise participar en esa farsa.

Etapas

El Camino entre Portela y 
Balugales

Foto: Caminho (De Portela a Balugales)

La red de albergues permite flexibilizar las etapas ¿prefieres llegar a un punto de descanso o a uno con lugares interesantes para visitar?.

El calor, en verano, condiciona lo expuesto en el párrafo anterior. Hay que salir cuando amanece (¿de qué sirven los madrugones y salir de noche, no disfrutanto del camino que hacemos?), pero el sol comienza a calentar muy poco después. Difícil elección en julio, pero yo me quedaba en el albergue, viendo salir a los demás, hasta que no amanecía totalmente.

Desde Porto, no pueden dejar de visitarse las poblaciones de Rates, Barcelos, Ponte de Lima, Valença, Caldas y Pontevedra. Y lugares como las cascadas de Barosa, a solo 5 minutos del Camino, unos km antes de Caldas de Reis. Alberto, de Vigo, me lo había advertido unos días antes.

Mis etapas fueron 10: Porto-Vairâo (24,9 km), Vairâo-Rates (13 km), Rates-Barcelos (15,9 km), Barcelos-Ponte de Lima (34,5 km), Ponte de Lima-Valença do Minho (33,8 km), V. do Minho-Mos (24,8 km), Mos-Pontevedra (29,2 km), Pontevedra-Caldas de Reis (21,1 km), Caldas-Monasterio de Herbón (19,2 km)-Mº Herbón-Santiago (26,5 km).

Para más detalle sobre las etapas y lugares, la Guía Gronze.

Señalización

Por el puente de entrada a 
Barcelos

Foto: Entrando en Barcelos

Sorprendente para mi. Sólo conozco el Camino del Norte desde Xixón (el de la Costa, no confundir con el Primitivo) y, por supuesto, no está tan señalizado (dice el Padre Ernesto, del albergue de Güemes, en Cantabria, que el Camino del Norte desarrolla la intuición, que al igual que mucha gente se ha acostumbrado a las calculadoras y ya no es capaz de realizar sencillas operaciones sin estos artilugios, quien necesita flechas y flechas no desarrolla la habilidad intuitiva).

En el Caminho Portugués, desde Lisboa hasta el final, la señalización mejora de año en año. Así, en agosto de 2014, el Concelho de Coimbra colocó 130 señales (90 azulejos y 40 mojones) en los casi 20km de Caminho que lo atraviesan. Igualmente, el Concelho de Albergaria a Velha ha finalizado -a principios de 2015- la señalización en los 14 km que le corresponden. Desde Porto está lleno de setas (flechas) y es como si alguien te llevara de la mano. Por supuesto, alguna excepción se puede encontrar.

En septiembre de 2015, haciendo el Lisboa-Porto, encontramos una zona (creo que por Ansião) en que la nueva señalización (vieira y flecha sobre poste) había sido destruida. El camino estaba lleno de cartuchos (¿molesta a los cazadores?).

Y siempre, junto a las flechas amarillas, las azules del Caminho de Fátima. Coincidentes desde Lisboa, lógicamente entre Fátima y Santiago son opuestas.

Transporte

Por el puente de 
entrada a Barcelos

Foto: Ponte Luiz I (Porto).

¿Cómo llegar a Porto desde España?

Avión: el de Porto es un aeropuerto que mucha gente del entorno de Vigo utiliza, por haber vuelos de bajo coste y tener enlace de autobús (Vigo-Porto-Vigo y Santiago) a través de la compañia AUTNA, con parada en dicho aeropuerto.


Otras compañías de autobuses llegan a Porto desde Zamora, Salamanca o Madrid, por citar algunas.


Coche compartido: Otra forma de llegar a Porto son los coches compartidos. Blablacar es la más conocida, pero sus comisiones son abusivas (¡hasta el 20% sobre la tarifa anunciada!). Si los usuarios utilizasen más otras opciones gratuitas (Amovens, por ejemplo), Blablacar se vería obligada a repensar su egoista política de precios.

De Lisboa a Alvorge

De Alvorge a Porto

¡¡BOM CAMINHO!!

Bom caminho a todos aquellos y aquellas a quienes encontré en el Camino y que me aportaron su alegría, su apoyo, su ilusión, sus experiencias, sus expectativas, su escucha, su compañía, su amistad...
Bom Caminho jóvenes madrileños desde Vairâo al Obradoiro, Bom Caminho Paloma madrileña, Bom Caminho Henri Ribouchon y Sra (Francia),
Bom Caminho Aly Boersma (Holanda), Bom Caminho Elena (Italia), Bom Caminho Andrea y sus dos compañeras (angelitos almerienses en Mos),
Bom Caminho Sonia y simpáticas maestras madrileñas en Herbón, Bom Caminho mamás e hijos también en Herbón, Bom Caminho Alberto (Vigo),
Bom Caminho Manuel, Flavia, Aurora y Luisa (bracarenses con quienes entré en Santiago), a los otros caminantes, a las hospitaleras, a Rosa de Barcelinhos, al Sr iberista que tan atentamente se dirigió a Paloma y a mi antes de llegar a Barcelos
Bom Caminho Sra que bajó de su casa para darme agua cuando sediento me acercaba a Ponte de Lima
Bom Caminho a quienes me atendieron en los bares y restaurantes, a quienes me saludaron al pasar, a quienes me desearon Bom Caminho o Buen Camino, ...
Bom Caminho a las buenas gentes que aún quedan (pese a banqueros y empresarios que tratan de impedirlo, creando crisis y guerras para que la humanidad sufra mientras ellos engordan sus capitales).

¿Preguntas?:

Etapas

Opiniones Buscoenlaces

Otras opiniones